Lo Que Creemos

loquecreemos_950x460

LO QUE CREEMOS

Las Escrituras
Creemos que la Biblia, siendo infalible en sus manuscritos originales, es la Palabra inspirada y autoritativa de Dios. (2 Tim 3:16; 2 Ped 1:21)

La Trinidad
Creemos que hay un solo Dios que existe eternamente en tres Personas: El Padre, el Hijo y el Espiritu Santo. (Gen 1:1; Deut 6:4; Mt 28:19; Hec 5:3-4; 2 Cor 13:14; 1 Ped 1:2)

La Persona y Obra de Cristo
Creemos en la deidad del Señor Jesucristo (Jn 1:1; 10:33), su nacimiento virginal (Isa 7:14, Mat 1:23, Luc 1:35), su vida perfecta y sin pecado (Heb 4:15; 7:26), sus milagros (Hec 2:22), su muerte vicaria y expiatoria (1 Cor 15:3, Efe 1:7), su resurrección corporal el tercer dia (Jn 11:25, 1 Cor 15:4-8), su ascensión a la diestra del Padre para reinar (Hec 2:33-36; 1 Cor 15:25), y su regreso en la gloria (Hec 1:11).

Humanidad

Creemos que la humanidad es creada a imagen y semejanza de Dios (Gen 1:27). En Adán, toda la humanidad cayó en pecado con el resultado de que todos los hombres son pecadores totalmente depravados (Rom 3:10-18, 23; 5:12). La humanidad en esta condición es eternamente y justamente condenada por el juicio de Dios y no puede hacer nada para merecer la salvación (Ef 2:1).

Salvación

Creemos que Dios ha elegido en Cristo a los que son suyos antes de la fundación del mundo (Ef 1:4-5). Por gracia irresistible, el Espíritu Santo regenera al pecador y le da el don de la fe y el arrepentimiento (Hec 11:18; Tit 3:5). La salvación no es el resultado de nuestras obras. La salvación es solo por fe / arrepentimiento, solo por la gracia de Dios, solo en Cristo basado en su obra expiatoria, y por lo tanto solo para su gloria (Ef 2:8-9; Jn 3:16; Rom 4:4-5; 2 Cor 5:21). En el amor, Dios hará que todos sus elegidos perseveren hasta la salvación final (Jn 10:28-29; Rom 8:31-39; Fil 1:6).

Santificación por el Espíritu Santo

Creemos que el Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad (Hec 5:3-4). Él regenera (Tit 3:5), bautiza (1 Cor 12:12-13), habita (1 Cor 6:19), y sella (Efe 1:13) a todos los creyentes en Cristo.  Él le da a cada creyente poder para caminar en santidad (Rom 8:13-14; Gal 5:16-25; Ef 5:18), servir a su cuerpo (Rom 12:6-8; Ef 4:11-12) y para ser testigos de Cristo (Hec 1:8)

La Iglesia

Creemos que la iglesia es la novia y el cuerpo de Cristo y Él es su cabeza (Ef 5:23). La misión de la iglesia es amar a Dios, amarse unos a otros y amar a los perdidos haciendo discípulos (Mt 28:18-20). Cristo le ha dado a la iglesia dos ordenanzas: el bautismo que simboliza la unión del pacto con Cristo (Gál 3:27) y la Cena del Señor dada como memorial de Su muerte hasta que Él venga (1 Cor 11:23-26). La iglesia está llamada a una asamblea semanal para la adoración, incluida la enseñanza bíblica centrada en Cristo (Lc 24:44), la comunión, el partimiento del pan y las oraciones (Hec 2:42; Heb 10:25). Bajo la dirección de Cristo el Gran Pastor, la iglesia debe ser gobernada por una pluralidad de hombres calificados designados para servir como pastores / ancianos / obispos (Hec 20:28; 1 ??Tim 3:1-7; Tit 1:5-9; 1 Ped 5:1-5). La iglesia también puede ser bendecida con diáconos para ayudar a los ancianos, particularmente en el área de los ministerios de misericordia (1 Tim 3:8-13; Hec 6:1-7). La iglesia debe ser santa y pura, practicando la disciplina de la iglesia en el amor y extender el perdón después del arrepentimiento (Mt 18:15-22; 1 Cor 5).

Género, Matrimonio, y Familia

Creemos que el Dios Trino creó a la humanidad masculina y femenina a su semejanza para que sea fructífera, se multiplique y llene la tierra (Gén 1:26-28). Dios soberanamente forma a cada persona como hombre o mujer en el útero de acuerdo con sus órganos reproductivos (Sal 139:13-16). Cualquier intento de cambiar el género asignado por Dios al nacer es una rebelión contra el Creador. El diseño de Dios para el matrimonio es un hombre con una mujer (Gén 2:24). Toda unión sexual, aparte del pacto de matrimonio de un hombre con una mujer, es transgresión contra Dios. Pero en Cristo hay perdón y limpieza de estos pecados (1 Cor 6:9-11). Dios ha diseñado a hombres y mujeres por igual a su imagen pero con roles distintos y complementarios (Gén 2:18; 1 Tim 2:12). Como reflejo de Cristo, el esposo es la cabeza llamado a amar sacrificialmente a su esposa; la esposa como la iglesia debe someterse y respetar a su esposo; los padres deben instruir y disciplinar a sus hijos con amor; y los niños deben obedecer a sus padres en el Señor (Efe 5:20-6:4).

Las Últimas Cosas

Creemos en el regreso personal y visible del Señor Jesucristo (Hec 1:11) para renovar los cielos y la tierra (Apo 21-22).  Creemos en la resurrección de los salvos y los perdidos – los que son salvos para la resurrección de la vida, y los que están perdidos para la resurrección de condenación. (Dan 12:1-2; 1 Cor 15:20-28; 1 Tes 4:15-17; Apo 20:4-6, 11-15)